logo

Parroquia de San Juán de Letrán

Aunque constituida en 1510 mediante bula del papa Julio II, las primeras noticias de la parroquia de Arriate datan de 1629; fecha en la que los carpinteros Francisco Hernández y Andrés Balberde [sic] dieron forma a su primitiva armadura”. A mediados del XIX Madoz nos la presentaba como parroquia matriz que, a pesar pertenecer a la jurisdicción de Ronda, contaba con la del anejo de La Cimada, siendo servida por un cura y un teniente, con curato de 2º ascenso y de real presentación, tenencia de nombramiento del diocesano, un sacristán, un sirviente, dos acólitos y un organista. No obstante, nada de su obra antigua se ha conservado, siendo en su totalidad obra moderna, fruto de la restauración llevada a cabo entre 1976 y 1978 (aunque ha sufrido alguna que otra posteriores). Su interior, de planta rectangular, presenta una única nave cubierta por techumbre de madera a dos aguas. A los pies se levanta coro elevado, y en la cabecera presbiterio rectangular entre capillas de planta cuadrada que ocupan las imágenes titulares de las dos cofradías penitenciales de la localidad (Padre Jesús la del lado del Evangelio y Stmo. Cristo de la Sangre la de la Epístola). En su exterior destacan su portada principal y su torre. La primera se sitúa a sus pies, abriéndose a un pequeño atrio rectangular, y presenta acceso por medio de arco de medio punto entre pilastras de piedra caliza coronadas por frontón triangular partido rematado con hornacina que alberga en su interior escultura de San Juan. La torre, de cinco cuerpos, se muestra sencilla y de altura considerable, destacando los dos últimos (de campanas y reloj), que presentan decoración a base de pilastrillas lisas y entablamentos corridos en sus cuatro frentes; se corona con capitel.

El campanario actual de la parroquia referencia clave del “paisaje urbanístico” de la localidad fue proyectado por el aparejador Adolfo Izquierdo Marín en Septiembre de 1961 y tardó varios años en construirse por falta de recursos económicos, interrumpiéndose las obras, cuando se agotaba el dinero. Gracias a la tenacidad de D. Antonio Marañón pudo al fin inaugurarse el 22 de Agosto de 1965.

Fue construido por los maestros albañiles de Arriate Pedro Pimentel Domínguez (1914-1988) y Rafael Guerrero Sánchez (1918-1965), que modificaron parte de los planos en el transcurso de la obra. Antonio Mendoza González. “El hombre mosca”, pararrayista y campanero titular de la Parroquia del Divino Pastor de Sevilla, fue el encargado de colocar la veleta y las campanas.

D. Antonio Marañón Canovaca falleció en Málaga el 12 de Febrero de 1975. Había nacido en Alcalá la Real (Jaén) en 1911, y se había ordenado sacerdote el 12 de Julio de 1936. Ejerció su labor pastoral en el pueblo desde Julio de 1958, así como en los anejos de la Cimada, Los Prados, Parchite y Huertas Abajo. Los Arriateños lo recordaremos siempre, a parte de por su labor sacerdotal, por la reforma de la Iglesia y la construcción del nuevo campanario, símbolo emblemático de Arriate, llevados a cabo con gran esfuerzo y tenacidad.

  • Comparte

Los comentarios están cerrados.